CARCABOSO. CATASTRO DE ENSENADA

HISTORIA DE CARCABOSO

HISTORIA DE CARCABOSO

HISTORIA DE CARCABOSO

RUTA OESTE. DE CARCABOSO A ALDEHUELA DE JERTE

CARCABOSO VIDEO DE EXTREMADURA TV

CARCABOSO DESDE EL AIRE

INAUGURACIÓN IGLESIA PARROQUIA DE CARCABOSO

CALLEJERO DE CARCABOSO

LIBROS DE CARCABOSO EN PDF

Os presento una serie de libros que he realizado sobre la historia de Carcaboso editados en PDF. Pinchar sobre el siguiente enlace






SELLO REGISTRO MARQUES DE CARDEÑOSA

martes, 18 de marzo de 2008

SAN JOVITA

SAN JOVITA
El patrón de la localidad, San Jovita, es venerado en Carcaboso desde tiempo inmemorial. El Catastro del Marqués de la Ensenada nos habla de la existencia de una "Obra Pía de San Jovita" que gozaba de 6 vacas de vientre, 2 terneras y 2 añojos, teniendo una carga por todos sus gastos equivalente a 144 reales. Por otra parte el Interrogatorio de 1791 nos da cuenta de la existencia de una ermita en el pueblo en honor a dicho santo.


A lo largo de las diversas fuentes puede verse a Jovita como hombre o como mujer. Pascual Madoz nos habla de Santa Jovita y el Interrogatorio de 1791 de San Jovita, no he encontrado ningún documento que me aclare el verdadero sexo del patrón.


En lo que sí están de acuerdo las diversas fuentes es que tenía un hermano, San Faustino.

Una tradición popular nos cuenta que estando los franceses por estas latitudes hacia 1813 fue herido un importante general galo en la zona, siendo cuidado por los habitantes de Carcaboso. Este militar en agradecimiento al pueblo regaló una nueva imagen del Santo que mandó hacer en Torrejoncillo. (1)

También cuenta la leyenda que fue entonces cuando en el pueblo se construyó la ermita, pero esta parte debemos considerarla falsa, toda vez en el año 1791 ya existía. La construcción de la ermita debemos datarla exactamente entre los años 1752 y 1791, puesto que el Interrogatorio de 1791 menciona la citada ermita y no el Catastro de Ensenada de 1752, pese a ser más minucioso en la descripción del pueblo.

La fiesta litúrgica de San Jovita y San Faustino es el 15 de febrero, pero motivado por un lado por las inclemencias del tiempo y por otro por las faenas agrícolas se trasladó a los días 20, 21 y 22 de septiembre. Hubo un intento hace años de trasladarla al mes de agosto pero no llegó a cuajar. De una u otra manera lo que venía a celebrarse en aquellas fechas era el final de la cosecha.


La fiesta consiste en una procesión, en la que destaca la echada de la bandera a los sones de la flauta y el tamboril, seguida posteriormente de la Santa Misa, al final de la cual se venera las reliquias de los Santos Mártires que el pueblo recibió en 1975.


A los fieles se les entrega una estampa en recuerdo de la veneración de las reliquias en las que se hace una breve referencia a la historia de los Santos, así como se reproduce en la misma una oración y el himno al Patrón. El contenido de las estampas es el siguiente:

"SANTOS MÁRTIRES HERMANOS
FAUSTINO Y JOVITA
Patronos de Carcaboso (Cáceres)
BIOGRAFÍA
Los Santos Mártires Faustino y Jovita nacieron en Brescia, ciudad de la Lombardía (Italia). Fueron militares. Convertidos al cristianismo, San Jovita se ordenó de diácono y San Faustino de sacerdote. Denunciados al Emperador Adriano, padecieron muchos tormentos y, por fin, el martirio, en el año 123 de nuestra era. Sus cuerpos se conservaron en la iglesia de Santa Afra hasta el siglo IX, en que fueron trasladados a la iglesia de San Faustino el Mayor, donde se veneran hasta nuestros días. Su culto se extendió por Italia, Alemania, España y otras naciones. Entre sus milagros más célebres está la liberación de Brescia, asediada por Picinino, en 1438. Son patronos de su ciudad natal y de otros muchos lugares.


(Véase: "Los Santos Mártires Faustino y Jovita, Historia y Leyenda" por Fray Antonio Corredor, O.F.M.- Cruzada Mariana. Cáceres)



ORACIÓN

Gloriosísimos mártires, Faustino y Jovita, que, con vuestra asidua protección, os habéis mostrado siempre como poderosos defensores nuestros y a quienes reconocemos como a especiales abogados ante el trono de Dios: Vosotros, que conocéis el estado de nuestras almas, aplacad al Señor, justamente indignado por nuestras culpas; acordaos de vuestra generosa confesión, de la paciencia y constancia con que habéis soportado vuestro largo martirio. Pedidle, por la sangre que derramasteis por Él, que tenga misericordia de nosotros. Sea éste el día, no sólo de vuestra gloria, sino también de nuestra salud, a fin de que, por vuestro fiel patrocinio, asistidos por la divina gracia, evitemos los peligros del pecado y lleguemos felizmente, por los caminos del Señor, a la patria celestial, para alabar, en vuestra compañía, al dador de la vida, a nuestro único y eterno bien. Así sea.
HIMNO
Letra: Fr. Antonio Corredor, O.F.M.
Música: Domingo Sánchez Loro

Oh, pueblo cristiano, ensalza a tus mártires

Faustino y Jovita, con gozo y fervor;

la fe predicaron y somos nosotros

preciosa conquista de un reino de amor.

Presente el tirano, con firme semblante,

proclaman que Cristo del mundo es el Rey;

sobre ello fulgura flamígera espada,

que aviva, con sangre, del pueblo la fe.

Su gran corazón la muerte no teme,

a Cristo la vida no ofrecen en vano;

su sangre preciosa se torna semilla

de múltiples hijos del nombre cristiano.

Son astros fulgentes en lo alto del cielo,

son flores bermejas de hermoso vergel;

son guías seguros en nuestro camino,

en todo peligro, la defensa fiel.

Devoto, festivo, en torno resuene

un canto de gloria, confianza y amor;

oh, Mártires santos, por todos nosotros

torrentes de gracias pedid al Señor.


  1. Puede consultarse esta leyenda en el libro "Leyendas Extremeñas" de José Sendín Blázquez. Ed. Everest. León 1987.